BALAUSTRADA DE UNA MENTE ENFERMA...

jueves, 11 de noviembre de 2010

PASADO

Futuro y pasado nunca se unen. Es imposible. El ayer de hoy es anterior al presente. El mañana es incierto. Lógico. Ha perecido una amistad.
No somos. Las circunstancias nos han arrastrado, han moldeado nuestro viaje y hemos encallado en la misma playa. Cada uno en su grano de arena, pero todos formando una unidad.
Y un viento diferente, cruel, nos vuelve a dispersar. Y tenía la certeza de que, tarde o temprano, soplaría la ventisca, y se desintegrarían las frágiles uniones que hemos creado. No hay nada que dure eternamente.
Risas, discusiones, desencuentros, guiños... centenares de comentarios mordaces sin otra malicia que la de hacer ameno el mal trago del momento.
El camino sigue, hacia el infinito o hacia un precipicio. Cada uno despejando su senda. Individualismo forzado y necesario para subsistir.
Os echaré de menos. Seguro.

2 comentarios:

  1. Hace unos años era más fácil olvidarse de los demás, hoy hay medios para no perder las pista, a no ser que uno quiera claro.

    ResponderEliminar
  2. Los medios existen, efectivamente. Son el corazón y la mente los que van dejando atrás lo que no tienen delante. Más que 'el tiempo todo lo cura' yo diría 'todo lo borra'.

    ResponderEliminar